Thursday, February 02, 2006

THE CORPORATION: ¿INSTITUCIONES O PSICÓPATAS? (2003)

"Hace 150 años, la corporación era una institución insignificante. Hoy es una presencia viva, dramática y persuasiva en todas nuestras vidas. Al igual que la Iglesia, la Monarquía y el Partido Comunista en otros tiempos o lugares, la corporación es hoy la institución dominante. Pero la historia hace caer a las instituciones dominantes. Todas han sido abatidas, reducidas o absorbidas en un nuevo orden. La corporación tiene pocas posibilidades de desafiar la historia.”
’The Corporation’ es una película dirigida por Mark Achbar y Jennifer Abbot que en tres capítulos de una hora se interna en el mundo empresarial psicopático. Está basado en el libro con el título ‘La Corporación - la persecución patológica del beneficio y el poder’, de Joel Bakan.

La película, entre otros premios acaba de ganar el premio de la audiencia al mejor documental en el festival de cine de Sundance, al que por premura no se presentó, pero fue invitada especialmente y aclamada por el público.
Cap 1. LA PATOLOGÍA DEL COMERCIO
Cap 2. PLANETA S.A.
Cap 3. VALORACIÓN
Una investigación crítica y actual. La película THE CORPORATION invita a jugadores, figuras y peones a un reto gráfico que engancha, para revelar el funcionamiento interno de las corporaciones, historia curiosa, impactos controvertidos y posibles futuros.

Estudios analíticos, anécdotas y confesiones reales dejan al descubierto las tensiones e influencias detrás de la escena de varios dramas corporativas y anticorporativas. Cada uno ilumina un aspecto del complejo carácter de la corporación. Entre los 43 entrevistados se encuentran gerentes, ejecutivos de alto nivel de industrias como del crudo, farmacéuticas, ordenadores, neumáticos, relaciones públicas, promoción de marcas y patentes, publicidad y marketing ’latente’ y subliminal como siniestro; adicionalmente participan un premio Nóbel de economía, el gurú #1 de gerencia de empresas, un espía corporativo así como un amplio repertorio de académicos, críticos, historiadores y pensadores.

En la mitad del siglo diecinueve la corporación emerge como ’persona’ legal. Imbuida con una personalidad de puro interés egoísta, fueron los siguientes 100 años que vieron la subida de la corporación hasta el dominio. La corporación creaba riqueza sin precedentes. ¿Pero a qué coste? Milton Friedmann explica: ’... las consecuencias para una tercera parte no pretendidas por las negociaciones entre dos partes son responsables de los incontables casos de enfermedad, muerte, pobreza, polución, explotación y mentiras.’
Los responsables de la película (de izquierda a derecha): Mark Achbar, Joel Bakan, y Jennifer Abbott.

La patología del comercio: casos clínicos

Para conocer mejor a la ’personalidad’ de una corporación, a esa ’persona’ en forma de empresa gigante, se emplea una lista de puntos por analizar y verificar. De hecho se han utilizado los criterios actuales de la Organización Mundial de la Salud y el DSM IV, es decir la herramienta estándar de psiquiatras y psicólogos.
Estos criterios dan a la corporación una personalidad abiertamente antisocial. La corporación es egoísta, inmoral, cruel y dañina, destruye límites y estándares morales y legales para conseguir sus objetivos, no sufre en absoluto de sentimiento de culpa o culpa, ni puede responder con las cualidades humanas de empatía, cuidados/preocupación o altruismo. Cuatro estudios clínicos, elegidos del universo de las actividades de la corporación demuestran claramente daño inflingido a trabajadores, salud humana, animales y biosfera. Concluyendo el análisis punto por punto, el documental-película entrega una diagnóstico molesto: las corporaciones cumplen en todos los puntos con el perfil de... psicópatas."
Juegos de mentes
La corporación ’Initiative’ se gasta unos 22 billones de dólares en todo el mundo para llegar al cliente con publicidad de todo lo imaginable e inimaginable utilizando medios de igual talante. Un nuevo medio: niños de muy corta edad. Se les manipula para que influyan en sus padres para la compra de todo tipo de productos, desde propios de su edad hasta depósitos financieros. El ’Nag factor’ o factor ‘dar la lata’ a los padres ha logrado ventas estimadas de 10.3 billones de euros en el año pasado y supera en marzo ya los 8.4 billones en clara señal de activación de un nuevo mercado. El vicepresidente de la corporación ’Initiative’ se explica: "Puedes manipular a los consumidores hasta que desean y así compren tus productos. Es un juego."

Un juego diseñado por expertos en la manipulación psicológica y con profundos conocimientos psiquiátricos, como se descubrió hace poco. Programas y ensayos, en los que se probaban métodos para aumentar la capacidad de presión de los niños sobre sus padres. A nivel mundial.
El precio de ser mensajero
Resulta que es un propósito caro levantar la mano por un bien público. Pregunten a Jane Akre y Steve Wilson, dos reporteros de investigación que fueron despedidos por Fox News después de que se negaran a olvidar un reportaje sobre rBGH, una hormona sintética utilizada de forma generalizada en los Estados Unidos (pero prohibida en Europa o Canadá). Esta hormona aumenta drásticamente la capacidad de producción de leche, pero causa diversas enfermedades a la vaca que tiene que ser tratados con antibióticos. Como es lógico, una parte de esos antibióticos pasa a la leche y posteriormente al organismo humano que la ingiere, reduciendo las defensas propias y perdiendo efectividad como medicamento.
La corporación Monsanto, fabricante del rBGH amenazó a la Fox con ’lastimosas consecuencias’ si se publicase el reportaje. La Fox se agachó y despidió a Akre y Wilson .
Los responsables de la película (de izquierda a derecha) Director Mark Achbar, Escritor Joel Bakan, and la Director Jennifer Abbott. Ambos reporteros demandaron a la Fox y ganaron. En la segunda instancia, Jane Akre no obstante perdió por un tecnicismo.
Responsabilidades monstruosas
Otro caso enfocado: Sir Mark Moody-Stuart cuenta como fue, junta a su esposa, despertado una buena mañana en su lujosa mansión de campo por activistas de ’Earth First’ / ’La Tierra primero’. Moody Stuart era miembro del consejo de la Shell (Royal Dutch Shell) en esa época. Los activistas desplegaron un mensaje claro sobre el tejado de la casa: ’ASESINOS’. La respuesta del matrimonio sorprendido no fue llamar a la policía, sino entablar conversación con los activistas, invitarles a té y discutir sobre los derechos humanos y el medio ambiente. Pero mientras la señora Moody-Stuart se deshizo en disculpas por no tener leche de soja para los participantes veganos de la acción , en Nigeria Shell explota sin medidas de control de ningún tipo una de las fábricas de mayor impacto medioambiental del mundo. Peor aún. Las preocupaciones del matrimonio no liberan a Ken Saro Wiwa y otros ocho activistas opositores en Nigeria de ser ahorcados.
Sin sentimientos, sin empatía alguna
Las corporaciones existen para crear riquezas personales e incluso desastres a nivel mundial pueden convertirse en centros de beneficios. Carlton Brown, un agente de bolsa explica con toda naturalidad como reaccionan los especuladores a la hora en que las Torres Gemelas aplastaron a miles. La primera pregunta en todas las llamadas entrantes fue: ’¿Ha subido el oro?’
La tierra privatizada
Pensar que temas como desastres, pureza de la niñez o incluso leche se encuentran entre agua y aire como lo más sagrado, es equivocarse. Las corporaciones no contienen en su funcionamiento límite alguno en cuanto a lo que puedan explotar para beneficios. Lo que en 1500 empezó como medida de vallado, hoy privatiza cualquier cosa, cada átomo de este mundo. Incluso al ADN de usted. Las corporaciones tienen patentes sobre todo, sean animales, seres humanos o cosas. Las protecciones contra las corporaciones que los estados mantenían en años pasados, han caído como papel ante la avalancha voraz. Michael Walker del instituto Fraser lo dice bien claro: "Debería privatizarse cada metro de tierra, metro cúbico de aire y agua en este planeta."
Democracia S.A.
La democracia es un valor que las corporaciones no comprenden. De hecho, las corporaciones han participado y participan activamente en la destrucción de democracias si estas resultan ser obstáculos en su carrera unilateral y descerebrada por mayores beneficios. Desde el intento de golpe de estado para posicionar un presidente militar-corporativo en la Casa Blanca en 1934 - que evitó el general de marine Smedley Darlington Butler, hasta el día de hoy dónde los bufetes de abogados de las corporaciones se encargan de producir las leyes estatales, las corporaciones siempre han comprado poder militar, músculo político y la opinión pública.
Las corporaciones no dudan en tomar ventaja de la ausencia de democracia tampoco. Una de las historias más espeluznantes del siglo 20 es sin duda la estrategia de IBM y su horrenda alianza con Adolf Hitler. Edwin Black cuenta en la película como desde 1933 - comienzos de dictadura de Hitler en la Alemania nazi - IBM empezó a tratar con el régimen nazi hasta muy adentrada la Segunda Guerra Mundial.
La respuesta del levantamiento
La película no sólo ofrece una visión que se expande desde el núcleo de decisiones y planes de la corporación, sino que también muestra a una ciudadanía cada vez más involucrada en combatir la maquinaria corporativista. El funcionamiento de la información distribuida por la red, la investigación periodística cibernética y un cada vez mayor número de publicaciones digitales que enfocan a la corporación como enemigo real de la humanidad y del planeta.

Extractos del contenido del kit de prensa de la productora de The corporation

0 Comments:

Post a Comment

<< Home